miércoles, 9 de enero de 2008

Se adhiere a su cama con pegamento para no volver al colegio

En esta semana ha comenzado la vuelta al cole tras las vacaciones de Navidad, y ello provoca la histeria entre los más pequeños fans de Britney. Un niño mexicano pegó el lunes con un fuerte pegamento su mano derecha a la cabecera metálica de su cama para evitar la vuelta al colegio, lo que obligó a personal de Protección Civil a acudir a liberarle, informaron fuentes médicas. El menor, de 10 años y natural del municipio de Guadalupe, en el estado norteño de Nuevo León, quiso evitar a toda costa volver a la escuela, como hicieron más de veinte millones de alumnos mexicanos tras las vacaciones navideñas. Paramédicos de la Cruz Verde y efectivos de Protección Civil tuvieron que acudir a despegar la mano del niño que había quedado pegada de la cabecera metálica de la cama.Según Manuel Santiago, portavoz de la Cruz Verde, el pequeño Diego tomó la pasada noche un bote de pegamento que tenía su familia y esta mañana se pegó a la cama. La madre del menor, Sandra Palacios González, al darse cuenta del hecho, trató de despegarle sin éxito y pidió ayuda a los vecinos, que tampoco lo consiguieron.

Esta foto no tiene nada que ver con la noticia pero me hizo gracia.

Ello motivó que pidieran auxilio a Protección Civil que, utilizando un disolvente especial, logró despegar al menor que permaneció más de dos horas unido a su cama. El joven consiguió hoy no acudir al colegio, pero no se librará de hacerlo mañana. Esto es el resultado de una alianza maléfica entre Loctite y la cama voladora de La bruja Novata.

4 comentarios:

  1. Como se ve en la imagen, el niño aparte de pegarse la mano a la cama, también se pegó los párpados.
    A los mexicanos les gusta innovar.

    ResponderEliminar
  2. Ese niño estaba muy desesperado... aunq bueno no es una idea tan descabellada, a lo mejor lo intento yo...

    ResponderEliminar
  3. ODIO A LOS NIÑOS. YO ME LOS COMO

    ResponderEliminar

Cada vez que comentas en este blog Zensurado obtiene placer erótico. ¡Así que no le dejes morir de abstinencia!